miércoles, 29 de diciembre de 2010

VOY A EXTRAÑARLO PORQUE ES JUSTO


Ok. Hasta acá este blog.

Así, de forma abrupta y premeditada. Porque terminó una etapa. En muchos sentidos. Porque ya no me siento identificado con esta forma de escribir. Van los millones de gracias a los que colaboraron en su metamorfosis. Desde todos los aspectos. Desde todos los ángulos.

Sería suficientemente cómodo autodestruir el registro, sus huellas, su retórica. Debo admitir que por momentos me dan ganas. Pero prefiero dejarlo flotando en la atmósfera virtual. Para relojearlo de vez en cuando, reírme, avergonzarme, volver a reír, volver a avergonzarme. No de lo que hice, sino de cómo lo hice.

Por otra parte, tampoco tengo ganas de resistir archivo alguno y considero ridículo –ahora y siempre- nadar en contra de la propia idiosincrasia. Pero por sobre todas, se mantiene en formol porque escribí como sentía. Y no hay nada más bonito que eso. Así que antes de que empiecen a pasar los créditos por la cara de este blog, los dejo con el flaco y una despedida un poco más arriba -de mis pretensiones- y mas abajo -de mis solemnidades-.

Eternamente: gracias!

El autor.

3 comentarios:

Nacho dijo...

he disfrutado del blog y es imposible preguntarse por qué llega el fin.

el consuelo es esperar que lleguen nuevas aventuras

me ha hecho feliz leerte. aprender. divertirme. es muy bueno lo que queda acá, registrado en el cosmos y én muchos sitios más

que sea para lo que sea este fin.

felicitaciones-gracias-
es cierto, estamos tristes
pero es hasta que vuelvas a chiflar

Desdeel3a dijo...

La puta madre, que día triste... la blogsfera ya no sera lo mismo. Si hasta Cappa se puso triste y volvió a escribir en la misma semana que vos te despedís...

Ya te vamos a encontrar... y te vamos a leer...

Abrazo...

Sex Shop dijo...

Muy buenoooooo!!!!!!!